Llega el momento de hacer balance de este año que está a punto de terminar…

 

¿Por qué es tan importante hacer este pequeño ejercicio?

 

Normalmente enero es el mes de los nuevos propósitos, de plantearnos nuevos objetivos, nuevos retos. Pero: ¿qué ha pasado con los que nos hemos propuesto a principios de este año que estamos a punto de despedir? ¿Cuántos de ellos hemos cumplido? ¿Cuáles no? ¿Por qué?

Os invitamos a que antes de plantearos los nuevos objetivos de 2018, reviséis los que os habíais planteado el año anterior, y si os apetece, podéis compartirlos comentando este post.

¿De qué sirve proponerse todos los años los mismos objetivos si no los cumplís? Si esto os ha pasado, es que algo ha fallado, y es momento de pensar en ello.

Hacer balance no es sólo fijarnos en aquello que no hemos conseguido, o lo que no ha salido como esperábamos. Es también saber ver aquello que hemos logrado; aquello en lo que hemos obtenido unos resultados incluso más positivos de lo que esperábamos. Aquellas decisiones que hemos tomado y que han cambiado nuestra vida. Aquellas decisiones que no hemos tomado y que no nos han permitido avanzar.

 

¿Qué es lo mejor que os ha pasado este año?, ¿y lo peor?

 

Hace unos días, me hice esta misma pregunta, y me sorprendí a mí misma con la respuesta… ¿Os ha pasado? Personalmente, lo mejor que me ha pasado este año, ha venido de la mano de lo que consideraría a priori lo peor. Como siempre decimos: no existen casualidades, sino causalidades. Vivan las causalidades!

Os animamos a coger papel y boli y escribir todo lo bueno, lo menos bueno y lo peor que os ha pasado este año. ¿Cómo es vuestro balance? ¿Qué es lo que habéis aprendido? ¿Qué podéis hacer el año próximo para mejorar? ¿Cuáles son las acciones o comportamientos no repetiríais?

No podemos parar el tiempo, ni volver atrás en él, pero sí que podemos aprovecharlo mejor de aquí en adelante.

De nada nos sirve arrepentirnos de lo que hemos hecho o de lo que no hemos hecho. Lo importante es el aprendizaje que sacamos de ello.

Seguro que este año habéis conocido a gente nueva que ha merecido la pena, y otra quizás ya no está en vuestra vida, simplemente porque vuestros caminos se han separado, o porque no tenían que formar parte de él en este momento. Quizás os volváis a encontrar, o quizás no. Si realmente queréis que sigan en él, haced por que suceda.

Nuevos proyectos laborales, algunos habrán tenido el éxito esperado, otros más y otros menos. ¿Qué habéis aprendido de ello?

Por nuestra parte, han sido muchos los nuevos proyectos de este año, muchos alumnos, coachees, amig@s, viajes, experiencias… y cambios: muchos cambios.

El balance ha sido positivo: hace ya cuatro años que iniciamos esta aventura, y seguimos avanzando.

Muchas gracias por seguir confiando en nosotros, sin vosotros no sería posible.

Hemos creado un video resumen con lo que ha sido 2017 en imágenes para LEDE, esperamos que os guste: