La persona exitosa no es aquella que nunca se cae, sino aquella que tras caerse es capaz de levantarse.

A nadie le gusta equivocarse, ni con las decisiones tomadas, ni con las personas en las que confías, ni con los negocios… Pero en cada equivocación, hay un valioso aprendizaje. ¿Por qué te has caído?, ¿qué no has hecho como deberías?, ¿por qué te ha fallado esa persona?, ¿qué viste en ella que realmente no era cómo pensabas?, ¿por qué ese negocio no ha salido cómo esperabas?, ¿qué variables no analizaste y fueron fatales?

Siempre hay una explicación para no haber obtenido los resultados previstos, y entender en qué hemos fallado nos ayudará a aprender, avanzar y no tropezar de nuevo en lo mismo. Incluso a veces es necesario tropezar varias veces para aprender de ello.

¿Cómo vas a aprender a levantarte si antes no te has caído?

Podrías pensar: “Mejor no caer nunca!” Pues sí: esa sería otra opción, pero bastante improbable, y bajo mi punto de vista, incluso la más aburrida.

Y es aquí cuando debemos descubrir “el arte de aprender a levantarse”.

Esta habilidad, nos ayudará a levantar la mirada, a ver más allá, a conseguir esa motivación extra para hacerlo de nuevo.

La satisfacción de conseguirlo, sin duda merecerá la pena.

Siempre tienes dos opciones:

  • transitar por el camino conocido, por la famosa “área de confort” de la que tanto hablamos, o
  • atreverte a descubrir el “área de oportunidades”. Vivir nuevas experiencias, afrontar nuevos retos.

En la primera es probable que no te caigas, conoces el terreno, podrías incluso ir en “modo automático”.

En la segunda, sin duda la más divertida, es probable que tropieces con alguna piedra, incluso es posible que te caigas. Si eliges esta senda, tendrás que estar preparad@, y aprender a levantarte.

Sabemos que no es fácil, pero la buena noticia es que no estás sol@. Desde La Escuela de Emprendedores, podemos acompañarte en tu camino.

Os animamos a que os permitáis ser artistas de vuestro camino. Ese camino que es vuestra vida, y que sólo vosotros podéis recorrer.

“El arte de aprender a levantarse” no se aprende en los libros, si no que se aprende VIVIENDO.

¿Te atreves a descubrirlo?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies