Mi espejo mágico

Me miro al espejo. Y me doy cuenta de todos los años que han pasado.

Veo las arrugas de mi cara. Miro mis manos y veo que también tienen arrugas y la piel no está tan tirante como antes.

, ahora soy una persona mayor. Todo ha pasado muy rápido.

La vida en general, pasa rápido y si no te das cuenta, se te escapa entre las manos. Parece que fue ayer cuando era una niña, o una adolescente.

Cuando era una adolescente, tenía mucho miedo.

Miedo de lo que pensaran de mí. Tenía miedo de equivocarme.

Cuántas cosas no hice, por no equivocarme y cuántas hice y me equivoqué. Qué mal lo pasaba cuando me equivocaba, aquello lo vivía como algo fatal y ahora me doy cuenta de todo lo que aprendí de aquellos errores.

Si tuviera que escribirme una carta, si pudiera darme una enseñanza, me diría”:

Sé valiente, «emprende» un viaje de conocimiento y aprende todo lo que puedas.

Viaja, conoce y aprende.

Sobre el miedo”. Te diría: se consciente de tus miedos y no dejes que te paralicen.

El miedo a equivocarte, es un medio para mejorar.

El error es la mejor forma de aprender.

El miedo puede ser un buen maestro para ayudarte a conocerte mejor y mostrar más atención en lo que planeas.

«Sobre la autoestima». Nunca te sientas ridícula. Ten presente que eres importante.

Eres fruto del amor. Siempre serás importante para alguien, aunque existan personas que intenten hacerte pensar lo contrario. Nunca rompas los vínculos con esas personas, aunque habrá quien lo intente. 

Evita la vergüenza. Aunque siempre está bien ser un poco tímida. Nunca dejes de hacer cosas por «lo qué pensarán» o si «seré lo suficientemente buena«.

Aprende a fluir y hacer. Haz fluyendo y disfruta de lo que haces. Siempre dando pequeños pasos. Un pequeño paso te llevará a otro y así sucesivamente. De esta manera tus logros serán diarios y tendrás una gran evolución. 

Sobre el emprendimiento”. Emprende, tus ideas. Aporta tu opinión y lo que puedas. Aléjate de las personas que digan que eres un fraude. Ignora a las personas y los comentarios que traten de desacreditar tu trabajo y continúa haciéndolo, día a día.

Sobre el respeto”. Se respetuosa con la opinión, ideas y creencias de otras personas. Se respetuosa al decir las cosas, aunque te hayan hecho mucho daño, trata siempre con respeto a todo el mundo y sobre todo a ti misma. Nunca hables mal de otra persona. Sobre todo si es un familiar o en algún momento fue tu amiga.

Sobre la confianza”. Ten confianza en ti misma, haz todo lo que creas que es importante para ti y que te haga sentir bien y en armonía contigo misma. Eso es lo más importante.

Sobre el enfado”. Cuida tus palabras y tus actos cuando estés molesta o enfadada. Es mejor reflexionar y actuar con meditación y mediación, que dejarse llevar por el momento. Piensa bien siempre las consecuencias de tus actos.

Ahora con el paso del tiempo me puedo arrepentir.(Continuará…)

Si te ha gustado, comparte esta entrada en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
A %d blogueros les gusta esto: