Mi espejo mágico II

Mi espejo mágico II

Ahora con el paso del tiempo me puedo arrepentir.

De todas las cosas que no hice, de todo lo que no intenté y podía haber intentado hacer.

De no haber emprendido.

De todo lo que guardé, para un futuro, que era mañana.

De los viajes que no hice y de todas las personas a las que no llegué a conocer.

Me arrepiento de haber traicionado a las personas a las que amaba, que me amaban, respetaban  y que confiaron en mí.

De todas las personas de las que nunca me despedí. A las que no les dije lo que sentía y con el tiempo desaparecieron. De todos los conflictos absurdos que tuvimos, que se podían haber solucionado con una comunicación hablando con respeto.

Me arrepiento, cuando pienso, qué hubiera sucedido si… qué hubiera sucedido si, hubiera hecho esto, hubiera pasado a la acción. Al final me di cuenta de que lo que hice lo hice por algo y muchas veces no haber hecho nada, también supuso posicionarme.

Todo esto me  ayuda a ser más humilde…

Si le tuviera que escribir una carta; diría”.

Estimada persona, me gustaría darte las gracias por dedicarme tanto tiempo, creo que no lo merezco. El tiempo es todo lo que tenemos y entiendo que es muy valioso.

Quisiera darte las gracias por recordarme lo imperfecta que soy. Eso me ayuda a ser más humilde y a ver mis imperfecciones. Me ha ayudado a preocuparme por conocerme mejor. Abriendo mi corazón al mundo y a otras personas.

He podido reconocer la verdadera debilidad en la persona débil y aceptar y reconocer la mía. Apreciar la verdadera fragilidad y soledad y reconocerla en otras personas.

Siento como mi corazón se abre. Como mi pecho que parecía una coraza se rompe y caen trozos de chatarra oxidada.

Con el paso del tiempo, me doy cuenta de que la vida es la verdadera maestra y nos enseña si queremos aprender.

Maravillosa, sutil, cariñosa y amable, no para, hasta que somos capaces de Ver.

Grande, sabia y maravillosa nos muestra nuestra verdadera naturaleza.

Amable porque en el fondo es nuestra felicidad y la del mundo.

Sabedora y conocedora de la realidad del mundo, nos muestra como un espejo, que refleja sobre nosotras la realidad.

Y así pude abrir mi corazón al mundo y la vida. Y reconocer…

Gracias porque ahora soy consciente de que nunca fui perfecta. De que realmente estaba equivocada y que nunca fui la única persona que sufrió en el mundo.

Antes de abrir la boca, muchas veces podía haber reflexionado.

Puedo valorar el verdadero esfuerzo de las personas que luchan y tiran adelante. Sin juzgarlas a ellas ni a sus actos. Entiendo que sólo quieren vivir, como todos.

«La vida como una cascada, nos permite ver su grandeza y perfección en cada gota de agua».

Ahora puedo reconocer la soledad y el sufrimiento.

Gracias de todo corazón.

Mi espejo mágico II

Mi espejo mágico

Mi espejo mágico

Me miro al espejo. Y me doy cuenta de todos los años que han pasado.

Veo las arrugas de mi cara. Miro mis manos y veo que también tienen arrugas y la piel no está tan tirante como antes.

, ahora soy una persona mayor. Todo ha pasado muy rápido.

La vida en general, pasa rápido y si no te das cuenta, se te escapa entre las manos. Parece que fue ayer cuando era una niña, o una adolescente.

Cuando era una adolescente, tenía mucho miedo.

Miedo de lo que pensaran de mí. Tenía miedo de equivocarme.

Cuántas cosas no hice, por no equivocarme y cuántas hice y me equivoqué. Qué mal lo pasaba cuando me equivocaba, aquello lo vivía como algo fatal y ahora me doy cuenta de todo lo que aprendí de aquellos errores.

Si tuviera que escribirme una carta, si pudiera darme una enseñanza, me diría”:

Sé valiente, «emprende» un viaje de conocimiento y aprende todo lo que puedas.

Viaja, conoce y aprende.

Sobre el miedo”. Te diría: se consciente de tus miedos y no dejes que te paralicen.

El miedo a equivocarte, es un medio para mejorar.

El error es la mejor forma de aprender.

El miedo puede ser un buen maestro para ayudarte a conocerte mejor y mostrar más atención en lo que planeas.

«Sobre la autoestima». Nunca te sientas ridícula. Ten presente que eres importante.

Eres fruto del amor. Siempre serás importante para alguien, aunque existan personas que intenten hacerte pensar lo contrario. Nunca rompas los vínculos con esas personas, aunque habrá quien lo intente. 

Evita la vergüenza. Aunque siempre está bien ser un poco tímida. Nunca dejes de hacer cosas por «lo qué pensarán» o si «seré lo suficientemente buena«.

Aprende a fluir y hacer. Haz fluyendo y disfruta de lo que haces. Siempre dando pequeños pasos. Un pequeño paso te llevará a otro y así sucesivamente. De esta manera tus logros serán diarios y tendrás una gran evolución. 

Sobre el emprendimiento”. Emprende, tus ideas. Aporta tu opinión y lo que puedas. Aléjate de las personas que digan que eres un fraude. Ignora a las personas y los comentarios que traten de desacreditar tu trabajo y continúa haciéndolo, día a día.

Sobre el respeto”. Se respetuosa con la opinión, ideas y creencias de otras personas. Se respetuosa al decir las cosas, aunque te hayan hecho mucho daño, trata siempre con respeto a todo el mundo y sobre todo a ti misma. Nunca hables mal de otra persona. Sobre todo si es un familiar o en algún momento fue tu amiga.

Sobre la confianza”. Ten confianza en ti misma, haz todo lo que creas que es importante para ti y que te haga sentir bien y en armonía contigo misma. Eso es lo más importante.

Sobre el enfado”. Cuida tus palabras y tus actos cuando estés molesta o enfadada. Es mejor reflexionar y actuar con meditación y mediación, que dejarse llevar por el momento. Piensa bien siempre las consecuencias de tus actos.

Ahora con el paso del tiempo me puedo arrepentir.(Continuará…)

Un cáncer en mi sistema (III)

Un cáncer en mi sistema (III)

Personas con comportamientos Reactivos.

Si algo distingue a las personalidades psicópatas, es la impulsividad de sus actos. Son incapaces de empatizar con el daño que pueden causar.

Lo que caracteriza estos impulsos, es su carácter violento. Su función instrumental es humillar, someter o provocar dolor. Consecuencia de falta de autoestima o falta de seguridad en sí mismos, expresión de dolor o frustración personal.

Siendo siempre, una expresión o descarga de enfado o ira. Ira que en la mayor pare de los casos es instrumental y explosiva.

Incapaces de regular una repuesta adaptativa como la mayor parte de las personas normales. 

Son personas incapaces de medir las consecuencias de sus actos, para las que el mundo que les rodea es una continua amenaza.

Una persona profesional de la psicoterapia, psicóloga, las definió de la siguiente manera.

Una persona que se pasa el día pensando, cómo puede conseguir lo que se propone, siendo su comportamiento o sus propósitos peligrosos para otras personas”.

Es muy difícil protegerse de ellos y de sus manipulaciones, porque normalmente seremos ignorantes de su plan. 

Lo contrario de la personalidad psicópata es la personalidad altruista.

Una personalidad empática y asertiva vive más en el presente. Las personas altruistas viven preocupadas pensando en cómo sus acciones pueden beneficiar a la comunidad y a su entorno y en la responsabilidad de sus actos. Demostrando una gran conciencia social.

Manipulación.

Sus actos e intención, tiene un fin, conseguir lo que se propone.

Para ello suele utilizar medios de manipulación y de sumisión. Basándose en la creación de una realidad alternativa, que justifique sus actos o los encubra. mediante la mentira y la negación de los hechos.

Con el fin de conseguir la confusión de sus víctimas.

Una vez que ha conseguido confundir a sus víctimas, el siguiente paso es aislarlas. El aislamiento lo consiguen mediante el enfrentamiento. 

Aislar a las partes, narrar los hechos distorsionados y aumentar el enfrentamiento.

Enfrentamiento y división.

Evitando el diálogo y la confrontación, favorecen el enfrentamiento de las partes, mediante la difamación.

Si sus víctimas hablaran y confrontaran los hechos, todo su control, se vendría abajo. Apareciendo la verdad.

Por ello siempre intentará que exista un secreto de la parte oculta. Jugando con la lealtad de su entorno.

Ejercen el control de la persona que emocionalmente es más vulnerable, trabajando emocionalmente, las debilidades y la parte vulnerable de sus víctimas y entorno.

Parte vulnerable de las víctimas.

Quiere decir que si una personalidad psicópata o psociópata, es consciente de que una pareja pasa por dificultades o sabe que una de las partes es más celosa o desconfiada, utilizará esto para conseguir sus fines. 

Sus fortalezas.

Realmente son auténticos profesionales.

Su primera manipulación consiste en hacer creer la realidad que a ellos más les convenga.

Detectando  las necesidades y ofreciendo sus servicios como solución.

El coste que pagarás será muy caro. Ya que detrás de su voluntariado, existe una necesidad personal que quiere cubrir, siempre oculta. Como adquirir información, formación o poder relevante.

Una vez conseguido esto se encargarán de eliminar pruebas y competidores.

En el trabajo.

Puedes tener en el trabajo una persona que te intente hacer creer que la culpa de que el trabajo no sale adelante es tuya. Mientras que por otro lado en sus confesiones y actos insinúa cómo hace para evitar trabajar.

Una vez que haya conseguido quedar bien de cara a sus superiores, como salvador de la situación, su siguiente paso será eliminar a su rival haciéndole pasar, por patológico o incapaz frente a sus superiores, compañeros de trabajo, familiares o pareja. Lo que al final genera mucha desconfianza y rechazo en el entorno.

La duda.

Este tipo de polaridades desorientan a las personas que son sus compañeras o víctimas, generando dudas que finalmente desencadenan en la distancia física o emocional.

Control.

Por lo que tu poder personal desaparece y aparece el control externo de estos perfiles.

El profesional conocedor de estas manipulaciones es consciente de ellas. Pero en el caso de las personas que no saben distinguirlas, pueden parecer hechos normales de las circunstancias.

Aquí está la grandeza de su comportamiento y manipulación.

A ojos de su entorno adaptado, estas personas nunca hacen nada. Es decir no se exponen.

Consiguiendo que sean sus víctimas quienes actúen, se expongan y se enfrenten.

Así, consiguen que nunca haya reparación y el daño será siempre mayor. Ya que en el conflicto, entre sus víctimas, será difícil la reparación. 

Frase tipo culpabilizadora:

«Tú eres la persona responsable de… Tú dijiste… Tú hiciste…»

Solución.

Evita las frases culpabilizadoras. Evita el conflicto con tus seres queridos y acepta sus voluntades.

Confronta los hechos con las personas de tu confianza, para no llegar al enfrentamiento. Dialoga y confía. Escucha. Llega a acuerdos y empatiza. 

Procura tener los pies en el suelo y la cabeza en su sitio.

En el juego de la difamación, contrasta la información y confronta. 

 

Un cáncer en mi sistema (II)

Un cáncer en mi sistema (II)

Pregunta retórica.

Si tuvieras que definir a una persona, sin conciencia. Una persona que carezca de la capacidad de empatía. ¿Cómo la definirías?

Una persona narcisista, a la que el resto de las personas le importa poco más que le sirvan para sus fines.

Cuyo objetivo es tomar poder personal a través de someter a los demás. Siempre desde la impulsividad de sus actos.

Lo que llamamos personas reactivas, explosivas, no racionales o en las que domina el cerebro reptil.

Metódicos en sus comportamientos y manipulaciones tienen dos focos de actuación. La versión integrada y la versión reactiva.

La versión integrada.

El foco donde “sus impulsos reactivos” no aparecen, más que en pequeños gestos o micro gestos de hastío.

Este es el punto en el que están integrados o “les interesa estar integrados”.

Desde lo que se denomina un “encanto superficial”, que las personas capaces de reconocer estos perfiles perciben a través del vacío de su expresión o lo forzado de sus muestras «afectivas”.

Este comportamiento viene dado por un deterioro de la amígdala. Lo que no les permite el reconocimiento ni asimilación de emociones.

En este entorno, es donde se muestra, de forma servicial o como un ejemplo de las buenas formas.

La versión reactiva.

El lado que no puede reprimir, en el que los impulsos reactivos aparecen. Cuando ya se siente libre y se permite mostrar sus impulsos. Es donde aparecen los comportamientos de sometimiento.

Es aquí donde ha elegido a su víctima o víctimas y despliega todas sus herramientas para herir y manipular. Siempre basadas en la mentira y en la creación de una realidad alternativa.

Aquí es donde se encuentra realmente cómodo y muestra la verdadera versión de sí mismo. 

Construcción y búsqueda de identidad.

Una de las características más importantes de estos perfiles es la falta de personalidad clara, definida. Vacío interior.

Yo siempre lo llevo a la metáfora de una persona cazadora de cabezas, es decir, cazador de personalidades o atributos que le sirvan para complementar su falta de autoestima o vacío emocional. Para ello se sirven del control.

Entendiendo el control, como una necesidad obsesiva de dominación, de las personas y de la situación.

Anulación de la otra persona.

Van más allá que la simple admiración o aprendizaje.

Su fin y objetivo es la asimilación del contenido desde la anulación del otro.

Desde el dominio o control. Al no tener empatía y carecer de la regulación natural de la consecuencia de sus actos, su explicación racional adaptativa irá enfocada a la asimilación por admiración y aprendizaje. Esta es la explicación de su versión adaptada, en su entorno seguro.

La anulación a la que someten a sus víctimas puede ser moral y física.

Anulación moral.

En la anulación moral: su voluntad es la correcta. Sus valores son los adecuados.

El pecado tendrá que confesarse y las víctimas purgar sus culpas desde el castigo que ellos impongan. Causando dolor físico y/o emocional.

Aquí han llegado finalmente a su objetivo el verdadero sometimiento en el que no importa la integridad física o emocional de la persona, víctima de su obsesión y fijación.

Anulación física.

La anulación física: se produce cuando son capaces de separar a las personas.

Anulación de la persona y de su entorno o contactos sociales. 

Su interés es que se produzca una separación de la víctima de su grupo de amigos o entorno social. Como grupos de trabajo, relaciones afectivas, parejas, familiares directos, relaciones laborales…

Siempre se da el caso en que estas manipulaciones de separación, las ejercen en personas con vínculos muy fuertes, con instituciones o elementos importantes para el desarrollo independiente de sus vidas. Como puede ser entornos laborales, entornos maestro y alumno. Entorno de amistad o admiración, dos personas que se aprecian ya sean amigos íntimos o una relación íntima y de complicidad basada en el enamoramiento, noviazgo o incluso de personas que ya han formado una familia.

Objetivo.

Limitar la libertad y las capacidades de desarrollo libre de la persona, víctima.

Por ejemplo interfiriendo en su entorno laboral. Cosa que tiene mucho sentido, ya que una persona sin recursos siempre es más vulnerable y fácil de manipular.

Así, el perpetuador consigue que la libertad y dignidad de la víctima desaparezca.

Relato 20. Ruta, qué estaba buscando

Relato 20. Ruta, qué estaba buscando

Algunas personas cojean cuando llegan a su destino, pero aún así, siguen caminando”.

Continúan adelante.

Se encuentran con sus compañeras de viaje y ríen,

aplauden, se abrazan y lloran.

Siempre es el mismo ritual,

con diferentes protagonistas.

Personas que no se conocen de nada.

Todas ellas comparten un objetivo común, que les une.

Compañerismo, pasión, cariño, amor.

“¿Qué estaba buscando?”.

Ahora, me doy cuenta.

Soy consciente de “qué es lo que buscaba”. 

Una cosa muy sencilla,

«la expresión del amor».

No me refiero a que yo buscara para mí una fantasía o una aventura. Tenía la esperanza o la curiosidad de ver con mis propios ojos y de sentir el verdadero amor.

El amor, como energía que nos une a las personas con un propósito superior.

Ya estaba cansada de que me hicieran ver que en el mundo, sólo había violencia o actos egoístas.

Yo en el fondo, nunca me lo creí. Yo en el fondo sabía que el mundo se había construido a base de actos de amor y no de violencia.

Quería saber si el amor realmente existe.

Si como dicen en muchos medios, ahora es todo violencia, interés… una historia, muy bien contada que seguro a alguien le interesa que nos creamos.

Parece que nadie se acuerda del esfuerzo que han hecho, muchas personas, con actos verdaderos de amor durante la historia. 

Me senté y me dediqué a observar. 

Y me dí cuenta de varias cosas. 

Percibí amor, ilusión, compañerismo, respeto. Me dí cuenta de que el amor estaba en todos los sitios. Y que nos rodea.  Me dí cuenta de que la realidad que intentaban venderme no era lo que yo estaba viendo y me imaginaba. 

Los actos de amor continúan existiendo.

Padres que hacen trabajos, muy duros, para alimentar a sus familias, a sus hijas. Como hizo el mío.

Personas que acuden a trabajos en los que muchas veces se juegan la vida.

¿Para qué?.  Para mantener a sus familias. Por amor.

Pude ver a parejas pasear juntas después de su «camino» o mejor pensado, «ruta», porque el camino de sus vidas continuaba. Preparando planes para su camino futuro, que seguro no sería fácil.

Ahora veo el amor, como, una fuerza frente a la «prueba» del dolor y la duda.

La vida sabia como siempre, nos hace merecedores de nuestros logros.

Para superar la prueba del amor verdadero, hay que saber lo que es el sufrimiento, ya que el amor es la energía que nos ayuda a superarlo. Nos ayuda a superar nuestros conflictos y deferencias. Nos ayuda a aceptar a la otra persona tal  y como es y no tal y como nos la habíamos imaginado o como nos gustaría que fuera, mejor dicho.

No puede haber amor, sin aceptación y confianza. Sería muy fácil. Eso sería costumbrismo, un estado en el que nunca pasa nada y en el que las personas jamás podríamos expresarnos tal y como somos.