Entre la razón y el corazón

Entre la razón y el corazón

Entre la razón y el corazón.

En el camino de la vida,

entre la razón

y el corazón,

hay un pequeño pueblo,

que se llama deseo.

Entre la razón y el corazón existe un pueblo, que se llama Deseo.

Un pueblo, pequeño, que sirve de descanso a las almas que hacen su camino.

Yo pasé allí varios días. Lo sé, quizá lo que te voy a contar te parezca una historia de vieja chocha, o de una loca o de una niña, o de una persona fantástica que prefiere vivir en la imaginación antes de vivir en la realidad, “real”.

La realidad “real del mundo al que yo llamo deber.

Quizás yo sea todo esto junto, una vieja chocha, loca, con alma de niña, fantástica, que prefiere vivir en su imaginación antes que en el mundo real.

Esta es la historia de cómo conocí la existencia de un pueblo llamado Deseo.”

Y de como aquello cambió mi vida.

Un día, como otro cualquiera, se me acercó una de esas personas que se dedican a vender cosas en la calle.

Era un alma vieja, mayor. Curtida por los aprendizajes de la vida.

Recuerdo el olor de su piel a cuero. No era un olor desagradable, porque era auténtico.

El color de su piel, era de un marrón oscuro y rojizo, curtido por el sol. Las arrugas, aunque agradables, eran surcos de experiencia de vida.

Me pidió ayuda”.

Estarás pensando que quizá me pidió ayuda en forma de dinero o intentó darme pena. Siento decirte que no fue así. Podría decir que sí, para justificarme o mejor dicho para justificar la respuesta que le dí.

-Disculpe, -me dijo. -¡Puede ayudarme!

-Lo siento, no tengo tiempo. -Le contesté, sin mirar a esta alma vieja a la cara.

-Entiendo, ¡disculpe! -me dijo.

-¡Conoce usted un pueblo que se llama Deseo! -me dijo. -Yo pasé por ahí hace tiempo. Es un sitio muy bonito. Creo que podría visitarlo, cuando tenga tiempo.

-Ah, vale, gracias, -le dije. Supongo con un poco de burla, como quien piensa que está hablando con un loco. -Quizá me quede allí un tiempo.

-Tengo que decirle y es mi responsabilidad hacerlo, que si quiere quedarse en Deseo, le van a pedir que firme un compromiso por el cual usted se compromete a descansar los días que desee pasar en Deseo. -Y se rió.

-Vale, vale, lo tendré en cuenta, -le dije. Pensando que este personaje estaba fatal de la cabeza o que se estaba riendo de mí.

Entonces me hizo una de esas preguntas retóricas que no esperan respuesta.

¿Qué es lo único que tenemos y que nadie nos puede quitar?

-El tiempo. -respondió al rato, después de hacer una pequeña pausa, un silencio.

-El tiempo es lo único que tenemos. Podemos perder todo. Y aun así siempre tendremos nuestro tiempo, que podremos invertir en lo que queramos.

-Ah, vale, -le contesté, reconozco que de mal humor. Supongo que esto tocó mi ego más profundo.

-El tiempo, nuestro tiempo es lo único que tenemos. Que tenga Ud. una buena tarde, -me dijo. Y así de la misma manera en que llegó, se fue.

El tiempo es lo único que tenemos.

Yo pensaba que esta alma vieja, curtida por el sol y por la brisa marina, estaba de broma.

Como no tenía tiempo, tampoco, se lo dediqué a pensar sobre lo que me había dicho. Estaba muy preocupada pensando en todo lo que tenía que hacer. ¡Ocupadísima!

Para mí era muy importante ser importante y para eso es muy importante no tener tiempo, porque lo estoy utilizando para hacer cosas importantes. Y así también soy importante, porque la gente tiene que esperarme para poder hablar o tener una cita.

En conclusión: siempre estoy un peldaño más por encima de…

Hasta que un día, como descubrí después, la gente se cansa. Quiero decir que me convertí en una persona tan importante que el resto perdieron el interés o la esperanza de poder hablar conmigo. Y ahí es como vino el cambio.

Y así pasaron los días hasta que un día…

Artículo relacionado

 

 

Relato 17. Tan sólo soy yo

Relato 17. Tan sólo soy yo

Tan sólo soy yo

“Aceptarme”

Me ha ayudado a valorar la vida,

a ser feliz.

“Soy yo”

Esa chica que es

ni muy alta, ni muy baja.

“Tímida”

cuando siento que tengo algo que perder.

“Mis secretos”

están a salvo en mi pequeña caja de recuerdos.

“Aceptarme”

He descubierto que cuando me quiero y me valoro, me siento mejor.

Me siento segura y pienso en todo el bien que puedo hacer.

Ahora he descubierto que pensar en otras personas me hace sentir feliz. Valorar cómo mis actos influyen o pueden influir en las vidas de otras personas me hace sentir feliz.

Con el tiempo me he dado cuenta de que las personas que piensan en sí mismas, se acaban convirtiendo en personas que sólo ven sus problemas. Incapaces de cuidar y de valorar a otras personas.

A mi por el contrario, siempre me ha gustado pensar en los demás y saber que lo que hacemos puede influirles.

Ahora me siento segura de mi misma. Saber que puedo hacer cosas por otras personas, para que se sientan bien, me hace sentir segura. Me hace sentir bien y feliz.

“Aceptarme”, ha sido la mejor terapia. Saber que puedo dar más de mí misma de lo que yo creía.

“Mi historia personal”

Pasé de ser una niña a comportarme como una persona adulta a los 12 años, cuando tuve el accidente.

Estuve en una silla de ruedas durante mucho tiempo.

Mis padres pensaban que quizá no iba a volver a caminar. Me enteré que tenía la cadera rota, muchos años después.

Con el tiempo le demostré al mundo, que podía caminar.

Que podía salir a delante, superar los problemas con determinación.

Toda esta vivencia me hizo madurar más de lo que una niña normal suele madurar.

Tuve que luchar mucho y confiar en mis posibilidades.

“Nunca dejaré de andar”

No sé si podré volver a caminar, pero nunca dejaré de dar pequeños pasos.

“Jamás dejaré de soñar”

Porque siempre tendré mi jardín secreto, donde podré volver a ser una niña.

“Esa soy yo”

Todo lo que viví me ha convertido en lo que soy.

“Un planeta”

Que tenía un jardín secreto, con una mascota que me hacía compañía, cuando estaba sola.

Con flores de colores, que huelen a primavera.

Un planeta que huele a hierba recién cortada por las mañanas.

Iluminado por la luz de las estrellas.

Relato 15. Dar el paso

Relato 15. Dar el paso

“Dar el paso”

Un paso adelante”

Al final he dado el paso.

He pedido trabajo como aprendiz en una pastelería.

Después de tanto tiempo, he conseguido hacer algo.

¿Qué tal te encuentras ahora?

-¿Crees que has conseguido acercarte a tus objetivos con este paso?

“Un cambio”

-¿Cómo te sientes ahora con este cambio?

-Más liberada. Me siento más ligera y mejor.

Aunque a veces me siento un poco insegura y con algo de incertidumbre.

-¿Crees que estás siendo congruente con tus valores, con lo que crees verdaderamente y con lo que sientes?

“Liberada”

-Ahora es diferente. Me siento más liberada.

En todo este tiempo he hecho una gran cantidad de cosas nuevas.

-¿Cuál era tu primera preocupación? ¿Realmente qué es lo que te trajo hasta aquí?

“Cambiar de hábitos”

Y ahora he tenido que cambiar todas estas dinámicas.

-¿Cómo has conseguido cambiar estas dinámicas?

-¿Qué has cambiado?.

-He salido de la rutina y he tenido que aprender.

-Este aprendizaje lo marcas tú. -me dijo la coach.

-¿Qué has aprendido hasta ahora? -me preguntó.

“Aprendizajes en la vida”

….

-Esto se llama “Auto Apoyo”. -me dijo la coach.

Yo tengo que tomar mis propias decisiones”

El cuerpo me da mucha información de cómo me siento. Me da información sobre si lo que hago es lo correcto en relación a lo que siento.

Mis creencias y valores”

Las creencias marcan el guión de mi vida. Son la causa directa de porqué me comporto de esta manera.

Un guión que cumplo y he cumplido, fielmente.

“¿Quién soy Yo?”

Mis valores, mis creencias y mis actos.

Soy congruente”

Enfatizo lo positivo. Soy una persona realista, madura, que se sabe orientar.

¡Mis valores, creencias y actos están alineados!

Soy incongruente”

Enfatizo lo negativo. Proyecto y resalto comportamientos contradictorios.

Esto sucede cuando no me presento de forma coherente.

Cuando mis valores, creencias y actos no están alineados.

“Aprendo de mis emociones”

Soy capaz de aprender y tomar decisiones.

“Estoy motivada”

Mis objetivos y mis sentimientos y emociones van en el mismo camino, dados de la mano.

Estoy cultivando las emociones adecuadas. Busco tener estímulos saludables, para llevar un nivel sano de vida, donde poder cooperar y aprender de las experiencias y de otras personas.

“Vibrar en el Amor”

Trabajo desde la cooperación, comprensión, empatía y asertividad.

Este conocimiento personal, me lleva a tomar nuevas decisiones y actitudes o actos que me hacen más cooperativa y me llevan a un cambio personal. Permitiéndome orientarme mejor, en relación a lo que soy realmente.

“Al ir cambiando mis creencias, también varían mis valores y actitud”.

Y por lo tanto mi vida”.

Relato 13. Bolígrafos de colores.

Relato 13. Bolígrafos de colores.

Bolígrafos de colores”.

Yo valgo,

puedo llegar a donde quiera,

con los pies en la tierra.

Esta va a ser La herramienta de mi éxito personal”.

Valor personal”.

Eso es lo importante. Lo que tú crees que puedes llegar a hacer.

Si has empezado a hacer algo, es porque realmente empiezas a creer que puedes hacerlo.

-Ya, pero si sale mal…

Incertidumbre”.

-¿Sientes miedo?

-Me gustaría que todo saliera bien.

-No controles. No puedes controlar lo que va a suceder.

¿Puedes controlar tu dinero, tu pareja, tu futuro?

-No, no puedo controlar nada de eso.

Silencio

-Hay una cosa que puedo controlar, Mi actitud.

 

Color”

Estoy usando unos bolígrafos de colores, que hacía años que había comprado.

Esto si que lo puedo controlar.

Perdona, no entiendo.

¿A qué te refieres con que empiezas a usar tus bolígrafos de colores?

– Hace tiempo que me compré unos bolígrafos de colores. Los compré en una tienda. Y los tenía en casa. Como decoración.Tienen colores como de golosina.

-Cuando los compré nunca me planteé la razón, lo hice porque me gustaban.

-Realmente los tenía abandonados, aparcados.

-Y me preguntaba, “para qué los tenía si no los usaba”.

 

Creatividad”.

¿Qué simbolizan para ti esos bolígrafos?.

-La creatividad.

-Poder ser creativa.

-Esperanza, Luz, color, vida.

-Poder explorar mi creatividad.

¿Qué es para ti la creatividad? Ser Creativa.

– Para mi ser creativa, es poder usar el color.

– Pero no en un papel, si no más bien en mis actos, acciones, en la vida.

– Ahora entiendo para qué los compré.

¿Para ti se puede ser creativa a la hora de resolver problemas, tomar decisiones?

Sí para mí ser creativa es poder enfrentarme a las situaciones de la vida, con una perspectiva, más amplia.

Diseño y vida”.

-Uso los colores para pintar los postres. Así me hago una idea de cómo van a quedar.

-Dibujar, me ha ayudado a recuperar la sensación de alegría, que había olvidado.

-Es como si al pintar cada pastel, estuviera pintando una parte de mi vida.

-Es como si estuviera diseñando algo nuevo en la vida, para luego crearlo.

-A medida que voy creando, siento que voy resolviendo mis problemas.

Amasar la vida”.

-Al amasar siento la masa entre mis manos, está fría y húmeda. Estoy creando.

-Me hace sentir viva.

-Esta sensación me trae recuerdos y me siento bien, feliz, liberada. Los problemas y el malestar, desaparecen. En ese momento sólo siento la masa entre mis manos. Y me siento segura, no tengo dudas.

-No tengo que pensar en lo que tengo que hacer, porque ya lo sé.

-Sé qué es lo que tengo que hacer. Y siento una gran Paz.

El momento”.

-En la última clase estaban las magdalenas en el horno y sentí que era el momento de sacarlas, era como una voz interior, que me avisaba.

-Cuando fui me dí cuenta de que este era el momento justo.

-He recuperado mi intuición.

Cuando hago algo desde el interior, cuando conecto con mi auténtica naturaleza, el tiempo parece que se para.

Cuando hago lo que me gusta, todo fluye.

No tengo dudas, no siento miedo.

Para mí, los problemas desaparecen.

Sólo estoy yo, haciendo lo que me gusta. Dejándome sentir. Fluyendo.

Esta es una sensación nueva para mi ya que no estoy acostumbrada a ella.

No estoy acostumbrada a saber qué es lo que tengo que hacer, a dejarme llevar. A no estar preocupada, a sentirme bien con lo que hago sin interpretarlo. Sin controlar el resultado.

Tan sólo las cosas pasan, sin interpretarlas. El tiempo parece que se ha parado. Todo tiene su tiempo su proceso y soy consciente de que no lo puedo modificar.

Simplemente, estoy ahí, consciente de lo que hago, presente.

Pienso-«¿cómo podía yo saber esto?»- Me doy cuenta de que lo que estoy haciendo, surge sin esfuerzo y esto es nuevo.

Cuando veo el resultado es como si lo viera siempre por primera vez.

Aceptándolo tal y como es. Disfrutando de su belleza sin interpretar.

Soy como una observadora más.

Formo parte del proceso creativo. Soy el proceso.

«Me dejo fluir y soy capaz de poner luz y colores allí donde quizá antes no los había o no me atrevía a ponerlos».

«Tan sólo soy yo”.

Relato 12. Clases de cocina

Relato 12. Clases de cocina

“Clases de cocina”

Me quiero y valoro como persona.

Me cuido.

Al pensar en mi,

pienso en las personas que me rodean.

Cuidado personal”.

-¿Que tal fue tu experiencia con la cocina?

-Fue muy agradable.

-He hecho unas cuantas recetas y algunos postres.

-Me he planteado un reto. Quiero apuntarme a unas clases.

-¿Para qué?

 

Lo que me gusta”.

-Ahora voy a hacer algo que me gusta de verdad.

-¿Cómo te sientes con este cambio?

-Me siento feliz.

– Estoy bien.

-Cómo afecta esto a tu vida personal.

 

¿Cómo afecta esto a tu vida?

-Vivo solo, así que me viene bien para salir de casa de vez en cuando.

-Creo que en el fondo siempre he querido hacerlo pero no me atrevía.

 

Intención”.

-¿Cuál es tu intención con este nuevo cambio?

-Mi intención es sentirme bien. Estar feliz.

-¿Quieres estar feliz o ser Feliz?.

-Cuál es la diferencia.

-Estar feliz en un momento determinado.

-Ser feliz toda la vida.

-Tú eliges.

¿Cómo puede una persona ser feliz?

-Puedes empezar a Ser feliz, aceptando todas las cosas que te vienen, las buenas y las malas, con una actitud buena y positiva.

 

Me estoy planteando algo más profundo. Me estoy planteando apuntarme a la escuela de hostelería.

-Ya lo he mirado, pero nunca me había atrevido.

-Se que hay una escuela con horario de tarde. Lo que me permitiría ir. Y puedo completarlo con las horas del fin de semana.

-Eres consciente de qué es lo que te impedía cambiar.

-Tenía miedo.

-Eso es porque no estabas viviendo en el presente. Aquí y Ahora.

 

Imagina, crea”.

¿Te imaginas convertir en realidad aquello con lo que sueñas?.

¿Hacer aquello que te hacía, feliz y que se te daba bien?.

¿Que un día te levantas con la energía para volver a los proyectos que abandonaste?.

Destapa los proyectos que tenías olvidados.

Que por alguna razón has dejado de lado.

 

La figura del coach”.

La coach me va guiando.

Utiliza una herramienta que se llama escucha activa.

Cuando hablo interpreta mi lenguaje no verbal, mis silencios.

Con respeto, me va guiando en mi propio descubrir interno.

Me guía mediante conversaciones, decisiones, acciones y resultados.

 

Sin acción no hay coaching, sin resultados no hay coaching”.

Aunque al principio los resultados sean pequeños, promovidos por pequeñas acciones. Estos pequeños pasos, son un inicio.

 

El inicio”.

Los proyectos que dejé de lado.

Sentir o conectar con lo que me hace feliz.

Utilizando, la conversación, la exploración y la introspección.

 

¿Crees que serías capaz?”.

Estos cambios suponen una limpieza del Ego en el camino del Auto descubrimiento.

Convertir aquello en lo que sueño, en realidad; con los pies en la tierra, es una herramienta de éxito.

Es la herramienta de mi éxito personal.