Tan sólo soy yo

“Aceptarme”

Me ha ayudado a valorar la vida,

a ser feliz.

“Soy yo”

Esa chica que es

ni muy alta, ni muy baja.

“Tímida”

cuando siento que tengo algo que perder.

“Mis secretos”

están a salvo en mi pequeña caja de recuerdos.

“Aceptarme”

He descubierto que cuando me quiero y me valoro, me siento mejor.

Me siento segura y pienso en todo el bien que puedo hacer.

Ahora he descubierto que pensar en otras personas me hace sentir feliz. Valorar cómo mis actos influyen o pueden influir en las vidas de otras personas me hace sentir feliz.

Con el tiempo me he dado cuenta de que las personas que piensan en sí mismas, se acaban convirtiendo en personas que sólo ven sus problemas. Incapaces de cuidar y de valorar a otras personas.

A mi por el contrario, siempre me ha gustado pensar en los demás y saber que lo que hacemos puede influirles.

Ahora me siento segura de mi misma. Saber que puedo hacer cosas por otras personas, para que se sientan bien, me hace sentir segura. Me hace sentir bien y feliz.

“Aceptarme”, ha sido la mejor terapia. Saber que puedo dar más de mí misma de lo que yo creía.

“Mi historia personal”

Pasé de ser una niña a comportarme como una persona adulta a los 12 años, cuando tuve el accidente.

Estuve en una silla de ruedas durante mucho tiempo.

Mis padres pensaban que quizá no iba a volver a caminar. Me enteré que tenía la cadera rota, muchos años después.

Con el tiempo le demostré al mundo, que podía caminar.

Que podía salir a delante, superar los problemas con determinación.

Toda esta vivencia me hizo madurar más de lo que una niña normal suele madurar.

Tuve que luchar mucho y confiar en mis posibilidades.

“Nunca dejaré de andar”

No sé si podré volver a caminar, pero nunca dejaré de dar pequeños pasos.

“Jamás dejaré de soñar”

Porque siempre tendré mi jardín secreto, donde podré volver a ser una niña.

“Esa soy yo”

Todo lo que viví me ha convertido en lo que soy.

“Un planeta”

Que tenía un jardín secreto, con una mascota que me hacía compañía, cuando estaba sola.

Con flores de colores, que huelen a primavera.

Un planeta que huele a hierba recién cortada por las mañanas.

Iluminado por la luz de las estrellas.

Si te ha gustado, comparte esta entrada en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
A %d blogueros les gusta esto: