Uno de los valores fundamentales de La Escuela de Emprendedores, y que consideramos básicos no sólo en cualquier proyecto sino también en nuestro día a día, es la COHERENCIA. Pero, ¿sabemos lo que significa?

La RAE la define como:

1. f. Conexión, relación o unión de unas cosas con otras.

2. f. Actitud lógica y consecuente con una posición anterior. 

¿Cómo trasladamos esto a nuestro cotidiano?

Si nosotros sentimos algo, debe ser lo mismo que expresemos verbalmente y se tiene que ver reflejado también en nuestra forma de actuar. Si alguno de estos tres puntos difiere de los demás, entonces estaremos siendo INCOHERENTES.

Ante esto tenemos tres opciones:

– Poner excusas: «pienso que es necesario marcarse una rutina de horarios y tareas, y así se lo digo a mis empleados y compañeros pero es que justo esta temporada está pasando esto y lo otro y no lo hago…«

– Negarlo: «yo soy coherente, lo que pasa es que los demás no lo ven

– Reconocerlo, «no soy coherente, y qué

La negación y las excusas, te impedirán avanzar en tu camino, conseguir tus metas y sentirte bien contigo mismo. Reconocerlo es importante, pero lo es también darse cuenta de los peligros que conlleva para no caer en ella.

El gran peligro de la FALTA DE COHERENCIA, es que en tu afán de querer engañar al mundo, te engañes a TI MISMO y ¿qué ganas con eso? A la larga ganarás en frustración, en alejarte de la vida que quieres vivir y que te mereces, y es muy probable que te lleve a alejarte de las personas que realmente te importan. ¿Es eso lo que quieres? Si la respuesta es SÍ, no es necesario que sigas leyendo ya que no podremos ayudarte.

Pero si la respuesta es NO, desde LEDE apostamos por que alcances tu mejor versión, y estaremos encantados de acompañarte en tu camino. Con valores como la COHERENCIA, entre otros, como compañeros de viaje, estamos seguros de que podrás conseguir todo lo que te propongas y sobre todo te sentirás bien con ello, consiguiendo la energía extra necesaria en los momentos en los que lo necesites.

Es muy difícil convencer a los demás de algo que realmente no sientes, al menos que tengas grandes dotes para actuar  y aunque sea tu caso, es bastante improbable que consigas convencerte a ti mismo de ello. Te invitamos a que pruebes a practicar la COHERENCIA, si aún no lo haces, y que nos comentes los cambios que experimentas en tu día a día. Y si ya es uno de tus valores, observa a tu alrededor: ¿conoces a alguien que piense o diga algo y actúe de otra forma diferente? ,¿qué sientes cuando esto sucede?, ¿crees que merece la pena?

Si te ha gustado, comparte esta entrada en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
A %d blogueros les gusta esto: