Truco para florecer

Truco para florecer

Buenos días! Hoy queremos proponeros un reto incluido en el último libro de Elsa Punset, «El libro de las pequeñas revoluciones».
Los psicólogos dicen que las personas «florecen» o «languidecen», según las emociones que sienten. La buena noticia es que las emociones no son estados permanentes, vienen y van.
Es importante intentar tener mayor cantidad de emociones positivas, aquellas que te hacen sentir bien, que dejan que entren sentimientos agradables en nuestras vidas, diviértete, agradece, inspírate…
Lo ideal sería alcanzar el equilibrio entre emociones positivas y negativas.
Cuando nos sentimos negativos nos volvemos rígidos y predecibles, nos sentimos menos vivos.
Hoy os proponemos que para florecer, para no ser rígidos, tratéis de hacer cosas inesperadas, que os atreváis a ser impredecibles. Es necesario tener un comportamiento a veces inesperado para crecer, para transformarte: nadie crece si hace lo mismo cada día.
Y tú, ¿qué estás dispuesto a hacer hoy para crecer?
¿Quién la tiene más larga?

¿Quién la tiene más larga?

Nos pasamos la vida comparándonos con las personas que tenemos a nuestro alrededor.

Desde pequeños, somos comparados con nuestros herman@s, prim@s, con nuestros compañer@s de clase en el colegio… forma parte de nuestro desarrollo: la comparación con aquell@s que nos rodean nos ayuda a superarnos día a día, nos ayuda a crecer, nos ayuda a avanzar.

Es estupendo aprovechar los beneficios que nos produce observar a los demás, tratar de llegar al mismo nivel e incluso, por qué no, superarlos. En muchos casos es una motivación  extra que nos hace dar lo mejor de nosotros mismos.

La competitividad no es negativa, pero: ¿dónde está el límite?

En algunos casos, cuando ya se ha conseguido todo lo que se quería, en el afán de obtener reconocimiento, algunas personas no se conforman con compararse con los que tienen a su alrededor, sino que se convierte en obsesión «ser más» , «tener más», y «que se vea». 

Aunque podamos pensar que estas comparaciones son más características de los hombres, de ahí la expresión que da título a este post, realmente no tiene que ver con el sexo, sino con la energía predominante en cada uno. Se trata en este caso de una característica asociada a la energía masculina. Todos tenemos energía masculina, «yang«,  y femenina, «yin«, y lo ideal es conseguir el equilibrio entre ambas, acordaros del símbolo que lo identifica:

yinyangEn próximos artículos os hablaremos del interesante mundo de las energías: saber más sobre ellas, nos ayudará a conocernos  y mejorar nuestras relaciones.

Llama la atención que algunas personas, en lugar de esforzarse por alcanzar su mejor versión, buscan ese crecimiento poniendo un pié encima al que tienen al lado. Su objetivo ya no es hacer de forma excelente la tarea que les ocupa, sino demostrar que lo hacen mejor que los demás, en algunos casos creciéndose al llegar a la humillación de los que le rodean. ¿Conoces algún caso?

Esta actitud, lejos de ser una demostración de poderío, de valentía, es una muestra de una baja autoestima, de una necesidad de destacar no acorde con las capacidades y méritos de quien se comporta de esta forma. Detrás de este comportamiento se encuentran posiblemente situaciones vividas en el pasado, en la que esa persona percibió que se comportaban con él/ella de esa forma, y lo que busca es «ajustar cuentas».

Pero, ¿por qué lo tenemos que pagar los demás?, os preguntaréis.

Forma parte del juego de la vida, y de las cartas con las que cada uno ha decidido jugar. Estoy segura de que esas personas no son felices comportándose así: os proponemos jugar a identificarlos y aprender de sus errores. Siempre es posible seguir aprendiendo y una de las grandes virtudes que no podemos comprar con dinero, es la humildad de darse cuenta de ello.

Es posible que hayáis escuchado recientemente a alguien deciros : «no tienes ni idea», con un tono de prepotencia que os ha herido, precediendo a una demostración de lo bien que lo hace esa persona, o en algunos casos un discurso de los éxitos que consigue haciéndolo «como hay que hacerlo». No os preocupéis: si esa persona realmente tiene seguridad en sí misma y en lo que hace, no le importará mostraros cómo podéis llegar a hacerlo, y podréis aprender y seguir avanzando en vuestro camino, y sobre todo seguir creciendo.

A través de las herramientas que nos ofrece el coaching, podemos ayudaros a sacar vuestro máximo potencial a la luz, para que podáis alcanzar vuestra mejor versión, no con el objetivo de ser más que nadie y alimentar vuestro ego, sino para que potencieis la seguridad en vosotros mismos y vuestra autoestima. ¿Os gusta como reto de este nuevo año?

 

 

QUINTA CLAVE PARA EL ÉXITO DE UN EMPRENDEDOR: PONTE EN ACCIÓN!

QUINTA CLAVE PARA EL ÉXITO DE UN EMPRENDEDOR: PONTE EN ACCIÓN!

De nada sirve tener por escrito nuestra visión, misión y establecer nuestros objetivos si no hacemos nada por alcanzarlos, por lo que el siguiente y último paso en el proceso, es poner en práctica nuestros planes de acción y empezar nuestro camino hacia el cumplimiento de nuestros objetivos, tan pronto como nos sea posible.

La confianza sólo se genera a través de la acción y como emprendedor tienes que ser el primero en salir y esto es más fácil cuando tienes claro tu para qué ¿Para qué quiero desarrollar este proyecto ? No trabajes de forma automática, es necesario darle sentido a las acciones y tomar las decisiones desde el corazón y la intuición y eso te lleva a ponerte en acción y disfrutar de cada paso.

Sólo desde la acción se cambian las cosas. Los emprendedores tenemos que sacar aprendizaje de todo. Todo lo que ocurre nos da un aprendizaje porque tenemos que ser verdaderos aprendedores para crecer y progresar día a día. Cuando ponemos el foco en aprender, la perspectiva de la vida cambia ya que cuando te equivocas piensas: ¿qué puedo yo aprender de esta situación?

Cuando estas enfocado y te pones en acción, vas encontrando en tu camino un montón de personas que te ayudan a crecer y a conseguir tus objetivos, porque todo es más fácil cuando das el primer paso.

 

“Como siempre, la prosperidad y la abundancia será para aquellos que decidan hacer algo y se pongan a ello. Sólo esto, la acción y no el azar, genera el cambio y la “Buena Suerte”

Alex Rovira

Desveladas ya las cinco claves para poder alcanzar el éxito en tu proyecto:

¿te atreves a ponerlas en práctica?, ¿quieres compartir con nosotros alguna clave personal con la que estás consiguiendo tus objetivos?