La semana pasada, LEDE participó en el curso de verano organizado por la Universidad de Coruña: “Oriéntate y planifica tu futuro”, con un Cine Forum, en el que a través de una serie de películas, analizamos las historias de varios emprendedores de éxito como Steve Jobs, Bill Gates, Mark Zuckerberg (creador de Facebook) o ‎Jordan Belfort ( El Lobo de Wall Street), entre otros.

 

Muchas veces resulta más sencillo ser consciente de que las cosas son posibles cuando vemos que otros lo han conseguido antes. No se trata de copiar ideas, sino ACTITUDES.

 

Para que un emprendedor consiga éxito en su proyecto, es imprescindible que reúna unas cualidades básicas, como son el COMPROMISO 100% con su producto o servicio, CREER firmemente en lo que hace, ya que sólo de esta forma podrá ofrecer su mejor versión, y RESPONSABILIDAD para trabajar y avanzar en su proyecto.

Emprender no es sólo vivir sin jefe, ni vivir en la libertad de hacer lo que queramos en cada momento, sino que debemos ser el más exigente de los jefes con nosotros mismos, con la responsabilidad de cumplir con cada uno de nuestros cometidos. Tal y como comentaba Bill Gates: “Estamos trabajando más que nuestros padres, de los que nos reíamos porque trabajaban,” a lo que añadimos: la diferencia es que un emprendedor trabaja en lo que le gusta.

 

Todos los protagonistas de las películas comentadas compartían estas características, o al menos fueron las cualidades que los llevaron al éxito.

En el caso del Lobo de Wall Street, después de conseguir el anhelado éxito, la ausencia de responsabilidad, su avaricia y falta de escrúpulos lo llevaron al fracaso. Aún habiendo tocado fondo, Jordan Belfort supo seguir explotando su talento incluso en la cárcel y una vez salió de ella.

 

Todos tenemos nuestros talentos, y es muy importante ser conscientes de cuáles son para poder explotarlos y potenciarlos. Todo lo que necesitamos está en nosotros; tal y como nos decía uno de los protagonistas de El Guerrero Pacífico: » a la gente le da miedo su interior, y es ahí donde está todo lo que necesitan,” ¿a qué tenéis miedo?

 

El camino del éxito no es un camino fácil, debemos aprender a disfrutar del viaje, porque será el que nos aporte la felicidad y no el propio destino. Estos grandes triunfadores, cuyas historias han sido incluso llevadas al cine, han sabido ver en cada obstáculo un aprendizaje, una oportunidad para seguir avanzando, porque las dificultades los han hecho más fuertes, han despertado su ingenio para destacar entre los demás.

 

Sobre todo en el caso de Bill Gates, Steve Jobs y Mark Zuckerberg, han sabido crear una necesidad, y posicionarse como los únicos que pueden cubrirla, siendo este el secreto de su éxito, unido como venimos comentando a un fuerte compromiso, tenacidad, esfuerzo y lucha por un objetivo claro definido previamente.

 

Un placer haber compartido durante estas jornadas conocimientos entre universitarios y expertos en el área de emprendimiento, porque siempre seguimos aprendiendo, y rodearnos de personas con inquietudes comunes es lo que nos enriquece día a día, porque no hay errores, no hay fracasos, sólo hay aprendizajes, y compartirlos nos hace más grandes.

 

Nos vemos en el camino del éxito.

Si te ha gustado, comparte esta entrada en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
A %d blogueros les gusta esto: