Se ha comprobado la efectividad de los Modelos Canvas a la hora de diseñar nuestro Modelo de Negocio, pero ¿qué son? Hoy os queremos mostrar un pequeño resumen para aclarar los conceptos básicos.

Los Modelos Canvas , fueron desarrollados por Alex Osterwalder, en su libro “Generación de modelos de negocio”.

Nos ayudan a desarrollar el modelo de negocio de nuestra empresa, de nuestro proyecto, teniendo en cuenta los principales aspectos que hay que gestionar y construir, para asegurarnos que nuestro modelo de negocio es sólido, está enfocado y nos puede ser útil.

Es un lienzo que nos permite de una manera muy gráfica y sencilla plasmar nuestro MODELO DE NEGOCIO.

Cuando estamos diseñando un MODELO DE NEGOCIO, básicamente tenemos dos patas:

–      el valor que creamos

–      cómo recuperamos ese valor creado

La parte nuclear del MODELO DE NEGOCIO, tal y como nos lo representa el CANVAS, es la PROPUESTA DE VALOR, es decir ¿QUÉ PROBLEMA ESTAMOS SOLUCIONANDO?¿QUÉ NECESIDAD ESTAMOS SATISFACIENDO?¿QUÉ ESTAMOS REALIZANDO QUE MEJORE LO QUE SE HACÍA ANTES?

A partir de esta propuesta de valor clara y enfocada, debemos tener en cuenta QUIÉN es el cliente, porque nosotros solucionamos un problema o satisfacemos una necesidad de alguien específico, debemos definir muy bien ese mercado, y cómo nos relacionamos con el cliente y con el mercado, y POR QUÉ CANALES vamos a interactuar con él.

Con esto tenemos la parte de la derecha, que es más emocional, más sentimental, más subjetiva de todo este análisis, por lo que comentábamos antes: el cliente puede tener una percepción diferente de cuál es su problema o de cuál es su necesidad.

En el lado de la izquierda, para construir esa propuesta de valor, necesitamos otra serie de elementos, mucho más objetivos, mucho más lógicos. Ahí entramos en las ACTIVIDADES CLAVE , qué tareas, qué procesos vamos a realizar nosotros para solucionar este problema o para desarrollar este producto o servicio que satisface esta necesidad. Para desarrollar estas tareas clave, necesitaremos unos RECURSOS, recursos clave, recursos diferenciales, recursos escasos en muchos casos, para los cuáles muchas veces tendremos que contar con unos SOCIOS, con unas alianzas, con gente que tiene un conocimiento que nosotros no tenemos, o que puede acceder a cosas que nosotros no tenemos, y que son imprescindibles muchas veces, como proveedores.

Todo esto construido de manera sólida, al final acaba reflejado en una serie de COSTES FIJOS Y VARIABLES, que tendremos que gestionar y entender y valorar si los costes que estamos asumiendo se ven reflejados en cosas que crean valor que el cliente puede percibir y que realmente considera que merece la pena PAGAR por ello. Ahí entra en juego la última parte del modelo, en la que se reflejan el modelo de ingresos o los flujos de ingresos que podemos tener y los diferentes modelos de ingresos que podemos plantear nos van a definir muchísismo el modelo de negocio.

Por ejemplo: en telefonía móvil, el cambio de prepago a contrato, este cambio en modelo de ingresos, supone un cambio radical en el tipo de cliente que está interesado, la tecnología que hay que poner detrás etc., a pesar de que gran parte de los elementos puedan parecer comunes.

Es MUY IMPORTANTE cuando estamos diseñando un proyecto, o un plan de negocio, tener claro:

–     Cuál es nuestro Modelo de Negocio

–     Ser capaces de explicarlo de manera rápida y sencilla,

–     Que se vea que es sólido, coherente, y además:

–     Que hemos hecho todos los cálculos necesarios para estar seguros de lo que estamos planteando.

¿Qué os parecido es breve resumen? ¿Tenéis más claro qué es un Modelo Canvas?

Si te ha gustado, comparte esta entrada en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
A %d blogueros les gusta esto: