Relato 9. Paso a paso, pequeños cambios..

Relato 9. Paso a paso, pequeños cambios..

«Paso a paso».

Pasito a pasito

como una niña pequeña

voy haciendo

pequeños cambios…

aprendiendo,

experimentando,

decidiendo…

viviendo…

¿Qué he hecho estos días?”

-He estado mirando ofertas de empleo y he enviado algunos currículos.

Me siento intranquila.

Necesito un cambio.

-Llevo mucho tiempo haciendo lo mismo.

Todos los días viendo el mismo paisaje,

haciendo lo mismo,

levantándome a la misma hora,

soñando lo mismo.

¿Ha habido algún cambio?”.

– Me llamaron y me hicieron una entrevista.

¿Cómo me siento?”.

-Me sentí un poco rara, haciendo los test.

-¿No te ha molestado que lo hiciera mal? Te sentirás decepcionada conmigo.

 

Sólo el presente es perfecto”.

-Nadie es perfecto. Todos cometemos errores. ¿Preparaste la entrevista?

Silencio

No, la verdad es que no preparé nada.

-Realmente crees que era una buena oportunidad. ¿Cómo te sentías?

Silencio

Sigo respirando”.

-Hiciste los ejercicios de respiración.

-Se me olvidó.

-¿Crees que es probable que sintieras un poco de ansiedad?

– Es posible.

 

Creencias”.

Creamos lo que creemos.

-¿Crees que cambiar de trabajo te puede acercar a tu meta?

Esta pregunta me ha dejado un poco descolocada.

-Un cambio supondría empezar de nuevo.

 

Probar, tener experiencias”.

-¿Tu objetivo real, era probar la experiencia?.

 

¿Realmente quieres cambiar?”

Esta es una buena pregunta.

-Te sientes con más energía en tu vida.

-¿Sientes que estás teniendo un cambio de actitud en tu vida?

-Bueno realmente, no me había dado cuenta hasta ahora. Esto me produce ganas de reír. Jajaja… Vas a pensar que estoy loca.

-Bueno es natural. El buen humor también forma parte de nuestra vida.

-¿Sientes que tienes objetivos que realizar, en tu trabajo y en tu vida?

-Sí, así es, ahora voy motivada al trabajo porque me siento con objetivos. Me siento mejor en mi vida.

Silencio.

Los silencios son importantes.

Las pausas, nos marcan el ritmo.

Siento que ahora tomo mis decisiones”.

-¿Cómo afecta esto en la relación con tus compañeras?

-Mis compañeras me respetan por ello.

-¿Qué te parece esto? Tú que crees de esta situación.

-La relación con mis compañeras ha mejorado.

-En los descansos hablamos.

-Incluso ahora compartimos información.

-Ahora nos agilizamos el trabajo.

 

Creencias”.

-¿Crees que tus compañeros han cambiado?.

-Ahora me doy cuenta de que “mi actitud” ha cambiado y la relación que tengo con mis compañeras ha cambiado.

Al tomar decisiones,

me posiciono…

Al ocupar mi espacio y mi sitio con respeto y asertividad,

mi relación con mi entorno, fluye y mejora.

Se ha producido un cambio en mi actitud personal.

Mi vida en general empieza a producir cambios positivos.

Como consecuencia de estos cambios, aparecen nuevos resultados.

Me siento mejor.

Con más energía,

feliz…

¿Qué pasará?

Adelantarme a los cambios lo único que puede producirme es ansiedad.

Todo tiene su proceso…

Paso a Paso”.

En un maravilloso descubrir y aprendizaje continuado, que me puede abrir nuevas perspectivas y enfoques de la vida que antes no era capaz de apreciar.

¿Rutina o realidad?

¿Rutina o realidad?

Llega de nuevo septiembre, y con este mes el regreso a nuestro día a día, ¿rutina?, ¿realidad?

Muchos ven las rutinas como algo negativo, aburrido, algo que no valoramos porque «es lo de siempre«. Pero : ¿por qué tiene que ser eso malo?. Si no nos gusta «lo de siempre«, y eso es lo que tendremos durante todo el año, quizás es el momento de hacer una revisión y cambiarlo.

(más…)

La noche más mágica del año

La noche más mágica del año

Todas las noches pueden ser mágicas, es más: deberíamos hacer que todas las noches lo fuesen. ¿Qué os parece si lo proponemos como próximo objetivo?

Hay muchas leyendas sobre el significado de la noche de San Juan, y en Galicia, «tierra de meigas», si cabe alguna más. Saltar alguna de las tradicionales hogueras, un número impar de veces, hará que el fuego proteja a todo aquel que tenga el valor de saltar las llamas. ¿Os animáis a hacerlo?

Esta noche, es el momento perfecto para quemar lo viejo y dejar entrar lo nuevo. Activar la tecla «DELETE» en todo aquello que este año nos ha decepcionado, todo aquello que no nos deja avanzar, que no ha cumplido nuestras expectativas… Todo ello sin olvidar retener el aprendizaje que estas experiencias vitales nos han aportado, porque todo lo que vivimos nos hace crecer.

Os invitamos a pensar esta tarde en todo aquello que queréis dejar detrás, y lo más importante: a pensar también en todo lo nuevo que queréis que llegue a partir de ahora. Como siempre decimos: «de lo que crees, creas». En esta noche mágica, las visualizaciones creativas cobrarán si cabe aún más fuerza.

¿Os acordáis de los propósitos que hicisteis en año nuevo?, ¿cuántos de ellos habéis cumplido? Quizás sea hoy un buen momento para reconsiderarlos, apostar por aquellos que siguen siendo importantes para vosotros, reformular los que se han visto modificados y desechar aquellos que no merecen vuestro tiempo.

Por último: no os olvidéis de disfrutar de la primera de muchas noches mágicas que os esperan este verano, «sacad las escobas y a volar!!!».

 

 

 

 

El cuento de la hormiga

El cuento de la hormiga

Érase una vez una hormiga que vivía cómodamente en su hormiguero, con todas sus necesidades cubiertas y sin preocupaciones, no le faltaba comida ya que toda su familia vivía en una rica tierra, ni agujero en el que cobijarse. Tenían un gran líder que las guiaba en su camino cada día, y su vida prometía ser tan tranquila y predecible como la de todo su hormiguero.

Un día de tormenta se desvió un poco del camino marcado, y para su sorpresa, descubrió un nuevo horizonte lleno de nuevas oportunidades, y decidió explorarlo.

El camino no fue fácil, pero poco a poco consiguió ir avanzando. Cada día era un nuevo aprendizaje, un nuevo reto a superar. Despacito, pasito a pasito, suave , suavecito …

Un día se encontró con un compañero de viaje, que venía con una gran mochila, y le propuso ayudarle a llevar su carga.

Tras años ayudándole a avanzar en el camino que habían decidido recorrer juntos, se dio cuenta de que era ella la que finalmente estaba cargando con esa mochila, que se había hecho aún más pesada.

Decidió pedir ayuda, ante la impotencia de no poder hacer nada más para seguir avanzando.

Para su sorpresa, esa ayuda consideró que la gran mochila que todos veían, no existía, y que la valiente hormiga llevaba portando una carga imaginaria durante años, y que todo su entorno estaba también equivocado al verla.

La solución que planteó fue separar los caminos de los dos aventureros, ya que ignorando la existencia del porte, estaba seguro de que por fin ambos podrían avanzar.

Como veis, dependiendo de las gafas con las que se mire: la imagen puede ser totalmente diferente.

Y vosotros: ¿creéis que ignorando aquello que os impide avanzar, conseguiréis vuestro objetivo?, ¿estáis dispuestos a explorar nuevos horizontes?