Esclavos de nuestros «emails»

Esclavos de nuestros «emails»

Hoy en día la comunicación digital se ha convertido en una parte imprescindible de nuestras vidas, no como sustitutivo del contacto personal cara a cara, sino como un complemento que nos facilita mucho nuestro día a día.

Con «esclavos de nuestros emails«, no nos referimos sólo a que estemos pendientes de las comunicaciones que recibimos por este medio, que en muchos casos supone una parte fundamental de nuestro trabajo, ya que constituye la principal fuente de comunicación con nuestros clientes. Nos referimos también a que en los correos electrónicos quedan reflejadas estas comunicaciones.

Un buen consejo que me dieron en mi primer contacto con el mundo laboral, es que es muy importante dejar constancia siempre por escrito de las conversaciones que mantenemos sobre todo con nuestros clientes o proveedores. Reconozco que al principio no le di la importancia que merecía a este tema, ya que en muchos casos recopilar en un correo electrónico la información facilitada por teléfono, o expuesta en una reunión, suponía una inversión de tiempo considerable. Pero no tardé mucho en descubrir las ventajas de este sistema.

Podrás pensar: «yo tengo muy buena memoria, no me hace falta escribirlo todo». Pero, ¿qué pasaría si tu cliente no tuviese tan «buena memoria» como tú?. Lamento decirte que si se diese este caso, tendrías dos opciones:

  1. Entrar en una absurda discusión de «yo te dije», «tú entendiste mal»…. que no lleva a ningún sitio más que a enfadarte, pasar un mal rato o incluso perder el cliente, o:
  2. Recuperar el correo en el que dejabas constancia de lo acordado, y poder mostrárselo a tu cliente para «ayudarle a hacer memoria», y ayudarte a ti también a recordar si realmente lo que crees es lo acordado.

¿Qué opción te gusta más?

Personalmente, prefiero la segunda: me resulta más rápido, cómodo y mentalmente menos perturbador.

Otra de las grandes ventajas de este sistema es que si hablas con muchos clientes a lo largo del día, y tienes tus cuentas de correo bien organizadas (algo muy importante y que será el tema de otro post), fácilmente podrás recuperar el hilo de la conversación con cada uno para atender su petición de una forma más eficiente. Mucho más fácil y rápido que hacer memoria del contenido de vuestra última conversación, que pudo ser ayer, la semana pasada o hace meses…

Es muy probable que os encontréis con resistencias a la hora de querer aprovechar las potencialidades que ofrece este sistema. Para algunos las excusas son su mejor argumento y os podrán decir :»yo prefiero hablarlo por teléfono, es más rápido», o «los jóvenes habéis nacido con las nuevas tecnologías, pero yo no me fío…». En el reto de convencerlos de lo contrario, encontraréis una motivación adicional para demostrarles los beneficios.

No considero que sea un tema de edad: en mi caso «no he nacido con las nuevas tecnologías», tuve mi primer móvil y mi primer ordenador con 18 años y poco a poco descubrí las ventajas que me ofrecían los medios digitales, siendo hoy en día una parte fundamental de mi día a día. ¿Podría vivir sin ellos? Sí, perfectamente, pero me hacen la vida mucho más fácil, así que ¿por qué no aprovechar las ventajas que me ofrecen?

Tanto si eres emprendedor como si trabajas para otra empresa, estamos seguros de que una óptima utilización del correo electrónico os hará la vida más fácil. Si necesitáis ayuda para aprovechar sus potencialidades o superar las resistencias de vuestros clientes a utilizarlo, podéis contar con nosotros: desde La Escuela de Emprendedores estaremos encantados de ayudaros en este nuevo reto.

Y tú, ¿eres esclavo del correo electrónico?

CONSTRUYENDO LA EMPRESA DE TU VIDA

CONSTRUYENDO LA EMPRESA DE TU VIDA

Los últimos dos meses hemos tenido la suerte de participar en las formaciones en Creación de Empresas en las ciudades de Lugo y Santiago de Compostela que organiza la Consellería de Traballo de la Xunta de Galicia y la verdad es que ha sido una experiencia muy satisfactoria.

Aunque en un principio la mayoría de los asistentes no estaban realmente interesados en crear ninguna empresa, sobre todo debido a su situación económica, ha sido toda una sorpresa ver su implicación en las actividades propuestas: hemos bailado, pensado, nos hemos reído y sobre todo hemos aprendido mucho entre todos.

Los perfiles de los participantes eran de lo más variado: algunos del sector hostelería, otros construcción, arquitectura, cantería, palistas, administración, comercio, educación, joyería, informática, seguridad… Precisamente esta característica fue la que más enriqueció cada curso: tener puntos de vista tan diferentes en cada una de las actividades propuestas ha favorecido abrir las posibilidades de desarrollo y el crecimiento personal de cada uno.

A la hora de plantear cada actividad, era una sorpresa el resultado, ya que cada grupo era totalmente diferente y en la mayoría de los casos las conclusiones no tenían nada que ver, siendo perfectamente válidas en todos ellos, ya que lo que intentábamos es hacerles pensar sobre las distintas posibilidades que veían en su día a día, y cada uno opinaba según “su mapa”. Las opiniones no sólo sumaban, sino que multiplicaban valor, además de hacer muy amenas las horas de clase.

Hemos trabajado mucho la actitud y la motivación, así como la proactividad, características esenciales no sólo en un emprendedor, sino en toda aquella persona que quiera conseguir éxito en lo que hace.

Una variable común en todos los grupos con los que hemos trabajado a lo largo de todo el año, es que a los participantes les cuesta mucho reconocer sus fortalezas, cuál es realmente su talento para poder explotarlo y poder brillar, y constituye una parte muy importante en nuestras formaciones.

Muchas veces, demasiadas quizás, nos centramos tanto en nuestras debilidades, en lo que no hemos podido conseguir, que no somos capaces de ver más allá, de ver el vaso medio lleno, de ver todas las oportunidades que tenemos a nuestro alrededor.

Con estos cursos hemos querido precisamente trabajar la parte emocional de los asistentes, ayudarles en su fortaleza mental para que puedan emprender el mayor y más ambicioso de los proyectos: construir la empresa de su vida.

Todo un placer haber compartido experiencias con todos los asistentes y haber podido acercar un poco más el Coaching, la Inteligencia Emocional y las Neurociencias a todo tipo de público, porque realmente todos somos personas, con las mismas necesidades básicas, aunque evidentemente en función de los perfiles a cada uno nos interesan temas diferentes.

Con ganas ya de arrancar el próximo año y seguir creciendo: muchas gracias a todos por dejar que os acompañemos en vuestro camino, seguiremos aprendiendo juntos.

Aprovechamos la ocasión para desearos un 2015 lleno de éxitos, estamos seguros de que podréis alcanzar todas las metas que os propongáis, estaremos encantados de acompañaros para conseguirlas.

Cine Forum de Emprendedores

Cine Forum de Emprendedores

La semana pasada, LEDE participó en el curso de verano organizado por la Universidad de Coruña: “Oriéntate y planifica tu futuro”, con un Cine Forum, en el que a través de una serie de películas, analizamos las historias de varios emprendedores de éxito como Steve Jobs, Bill Gates, Mark Zuckerberg (creador de Facebook) o ‎Jordan Belfort ( El Lobo de Wall Street), entre otros.

 

Muchas veces resulta más sencillo ser consciente de que las cosas son posibles cuando vemos que otros lo han conseguido antes. No se trata de copiar ideas, sino ACTITUDES.

 

Para que un emprendedor consiga éxito en su proyecto, es imprescindible que reúna unas cualidades básicas, como son el COMPROMISO 100% con su producto o servicio, CREER firmemente en lo que hace, ya que sólo de esta forma podrá ofrecer su mejor versión, y RESPONSABILIDAD para trabajar y avanzar en su proyecto.

Emprender no es sólo vivir sin jefe, ni vivir en la libertad de hacer lo que queramos en cada momento, sino que debemos ser el más exigente de los jefes con nosotros mismos, con la responsabilidad de cumplir con cada uno de nuestros cometidos. Tal y como comentaba Bill Gates: “Estamos trabajando más que nuestros padres, de los que nos reíamos porque trabajaban,” a lo que añadimos: la diferencia es que un emprendedor trabaja en lo que le gusta.

 

Todos los protagonistas de las películas comentadas compartían estas características, o al menos fueron las cualidades que los llevaron al éxito.

En el caso del Lobo de Wall Street, después de conseguir el anhelado éxito, la ausencia de responsabilidad, su avaricia y falta de escrúpulos lo llevaron al fracaso. Aún habiendo tocado fondo, Jordan Belfort supo seguir explotando su talento incluso en la cárcel y una vez salió de ella.

 

Todos tenemos nuestros talentos, y es muy importante ser conscientes de cuáles son para poder explotarlos y potenciarlos. Todo lo que necesitamos está en nosotros; tal y como nos decía uno de los protagonistas de El Guerrero Pacífico: » a la gente le da miedo su interior, y es ahí donde está todo lo que necesitan,” ¿a qué tenéis miedo?

 

El camino del éxito no es un camino fácil, debemos aprender a disfrutar del viaje, porque será el que nos aporte la felicidad y no el propio destino. Estos grandes triunfadores, cuyas historias han sido incluso llevadas al cine, han sabido ver en cada obstáculo un aprendizaje, una oportunidad para seguir avanzando, porque las dificultades los han hecho más fuertes, han despertado su ingenio para destacar entre los demás.

 

Sobre todo en el caso de Bill Gates, Steve Jobs y Mark Zuckerberg, han sabido crear una necesidad, y posicionarse como los únicos que pueden cubrirla, siendo este el secreto de su éxito, unido como venimos comentando a un fuerte compromiso, tenacidad, esfuerzo y lucha por un objetivo claro definido previamente.

 

Un placer haber compartido durante estas jornadas conocimientos entre universitarios y expertos en el área de emprendimiento, porque siempre seguimos aprendiendo, y rodearnos de personas con inquietudes comunes es lo que nos enriquece día a día, porque no hay errores, no hay fracasos, sólo hay aprendizajes, y compartirlos nos hace más grandes.

 

Nos vemos en el camino del éxito.

Entrena tu mente para el éxito

Entrena tu mente para el éxito

El pasado sábado 29 de marzo, tuvimos el placer de tener con nosotros a Juan Carlos Castro, uno de los colaboradores de La Escuela de Emprendedores, que ha compartido con nosotros  cinco secretos para alcanzar el éxito.

1. Empezar con un fin en mente

Para que algo suceda, primero tenemos que visualizarlo claramente, tomar conciencia de quiénes somos y a dónde queremos llegar, y tener clara nuestra misión en la vida.

Como compañeros de viaje, tenemos nuestros talentos y nuestros valores, para poco a poco con pasos pequeños y firmes, llegar a la meta, sin olvidarnos de disfrutar el camino, ya que “la meta, es el camino”.

¿ Dónde estás actualmente respecto a ese fin tan importante que actualmente tienes en mente?

2. Ser responsable

Es importante tomar decisiones desde la responsabilidad, acorde a tus valores y centradas en el círculo de influencia, ya que es dónde podemos actuar desde la proactividad, identificando dónde estoy, a dónde quiero ir y poniendo foco en los objetivos y metas que queremos alcanzar.

Es importante pasar a la acción, desvinculándose del resultado.

¿Qué decisiones importante te ha costado tomar pero te han dado resultado?

3. Vivir con entusiasmo

El entusiasmo es el motor que debe regir tu vida y junto con la pasión, te ayudará a superar los obstáculos que te encontrarás en tu camino.

No importa lo fuerte que golpees, sino lo fuerte que pueden golpearte. Para ello, la motivación es la clave del éxito.

¿Qué te apasiona en la vida?

4. Tener puntos de referencia inmensos

Todos tenemos puntos de referencia, puntos que te hacen mover, tanto externos como internos, lo importante es tomar conciencia de cuáles son y modelar lo que funciona.

Pueden ser personas, momentos, situaciones… cada uno tenemos nuestros puntos de referencia que nos marcan nuestro camino.

¿Cuáles son tus puntos de referencia internos y externos?

5. Convertirte en un Rock & Roll Star

En la actualidad no es suficiente con ser buenos profesionales, tenemos que ser unos auténticos Rok & Roll Star, personas  inspiradoras que crezcan día a  día, sin miedo a los problemas, viéndolos como oportunidades para crecer.

Debemos aspirar a liderar nuestra vida personal y profesional, y ofrecer nuestra mejor versión.

¿Qué características crees que debe tener una persona inspiradora?

 

Después de esta inyección de energía, nos hemos quedado con ganas de más: contando ya los días para la segunda parte de este taller el próximo 19 y 20 de septiembre, “Liberando tu poder interior”, os mantendremos informados.